¿Qué es una Sequía?

¿Qué es una Sequía?
La sequía debe considerarse  entre algunos de los más importantes riesgos geofísicos que afecta a un país. Es un fenómeno casi sutil y que puede provocar daños en cualquier parte del país.

Este fenómeno es una propiedad normal y recurrente del clima. Erróneamente, a veces se le considera como un evento poco frecuente y aleatorio. La sequía sucede virtualmente en casi todas las zonas climáticas, aún cuando sus características varían significativamente de una región a otra. La sequía es una anomalía temporal y se distingue de la aridez, en que esta última se restringe a regiones de baja precipitación y es una característica permanente del clima.

Se le considera un desastre natural. Se origina de la deficiencia en la precipitación en un período extendido de tiempo. Esa deficiencia ocasiona una escasez de agua para el desarrollo de actividades de grupos o sectores de la población. También se le relaciona con la ocurrencia temporal de las lluvias (i.e. estación principal en la que ocurre, retraso en el inicio de la época de lluvias, ocurrencia de las lluvias en relación a las etapas principales de crecimiento de los cultivos) y la efectividad de las lluvias (i.e. intensidad de las lluvias, número de eventos de lluvias). Existen otros factores climáticos que agravan la severidad de una sequía y que son asociados con ella, como son altas temperaturas, fuertes vientos y baja humedad relativa.

La sequía no debe ser vista como un simple fenómeno natural. Su impacto en la sociedad proviene de la interrelación entre el evento natural y la demanda en el suministro de agua.

Frecuentemente, se requiere tomar decisiones para ver que medidas se impulsan para mitigar los efectos de una sequía.

En caso de ocurrencia de una sequía, es necesario tomar una serie de medidas, tendientes a reducir el impacto económico que ella provoca en las distintas áreas de la producción y en la acividad nacional en general.

Uno de los retos más grandes en la planeación ante una sequía es la comunicación efectiva entre los grupos apropiados. Existen tres grupos que requieren ser involucrados:

  • Climatólogos y demás personas, quienes monitorean la cantidad de agua disponible en el momento y en el futuro predecible
  • Administradores de recursos naturales y demás personas, quienes determinan cómo la carencia de agua está afectando los diversos intereses, como la agricultura, abastecimiento urbano, etc.
  • Funcionarios de alto nivel que toman decisiones, que tienen la autoridad para actuar en base a la información que reciben acerca de la disponibilidad de agua y los efectos de la sequía.