logo providencia azul 2017
Boton Solicitud Transparencia Boton Transparencia Activa
bt lobby
 

VEN A CONOCER LA EXPOSICIÓN DE MARIO IRARRÁZABAL

La icónica obra El Beso, de casi 5 metros de altura, será instalada durante los 3 meses que dure la exposición en el frontis de la Fundación Cultural de Providencia.

Después de 25 años, vuelve al Parque de las Esculturas de Providencia la obra de Mario Irarrázabal con la exposición “Bronces Inquietos”.

Organizada por la Fundación Cultural de la Municipalidad de Providencia, y con el auspicio del BCI, la exposición trae de vuelta al Premio Nacional de Arte a la sala donde presentó su trabajo en 1992.

La muestra, que será inaugurada el 22 de junio, consta de 24 esculturas, de las cuales 10 nunca antes han sido exhibidas. Algunas de gran formato y otras más pequeñas siempre con el estilo centrado en el hombre y el espacio que éste ocupa en el mundo. Ya sean en grupo o individuales, sus hombres y mujeres dan cuenta del profundo humanismo que mueve al autor.

Hace algunos días la Alcaldesa de Providencia Evelyn Matthei visitó, junto al Director de la Fundación Cultural, Manuel Ahumada, la casa taller del escultor en Peñalolén para ultimar detalles de esta exposición, que marca la reapertura de la sala de exposiciones del parque, la cual estuvo cerrada durante cuatro años. Luego de esta visita, la alcaldesa Matthei destacó la sencillez y el cariño de Irarrázabal por lo que hace, y dijo haber quedado asombrada del recorrido por sus obras, agregando que será una enorme alegría contar durante tres meses con estas piezas en el Parque de las Esculturas.

Entre las obras que será posible apreciar se encuentran las famosas “Beso” (2004), Gran Silencio (2008) y otras nunca antes vistas como Alfiles, Tierra, Labios y Comitiva, entre otras.

Con respecto al concepto de "hombre", una constante en su obra, el propio Irarrázabal comenta “porque se empeña en recuperar su posición erguida, porque es capaz todavía de soñar y es capaz de reírse de sí mismo, porque no cesa de hurgar en las profundidades de su ser, por eso creo en el hombre”.