logo providencia azul 2017
Boton Solicitud Transparencia Boton Transparencia Activa
bt lobby
 

Municipalidad de Providencia realizó demanda por desborde del Río Mapocho

Estableciendo un total aproximado de $972 millones.

Este lunes 17 de abril, a un año de que Providencia sufriera los efectos de la crecida y posterior desborde de las aguas del Río Mapocho, la alcaldesa de la comuna Evelyn Matthei, presentó una demanda por responsabilidad civil en contra del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Costanera Norte y la empresa constructora Sacyr.

Esta demanda se debe al actuar negligente de los tres actores involucrados y a la necesidad de que estos respondan de acuerdo a las responsabilidades que determine la justicia, entendiéndose por éstos a la empresa adjudicataria de la concesión y responsable del diseño del proyecto (Costanera); la empresa encargada de la ejecución material del mismo (Sacyr) y el organismo estatal responsable de la correcta supervigilancia de éstas (MOP).

Dentro de esta demanda, se describe de forma clara los gastos en que debió incurrir el municipio para acudir al control del desborde y en ayuda de los vecinos, locatarios y quienes transitaban por los lugares más afectados.

De esta forma, el municipio estableció un perjuicio material de aproximadamente $472 millones. Además, a eso se suma un daño moral, el cual afectó y denostó la imagen pública de la comuna de Providencia, tanto a nivel nacional, como internacional, estableciendo una suma de $500 millones por daño a la imagen de la comuna de Providencia. Estableciendo un total aproximado de $972 millones.

Los gastos del municipio fueron principalmente por:

• Compra de bienes con motivo de la emergencia
• Daños ocasionados en Construcción de Ciclo Parque
• Daños ocasionados a semáforos
• Daños en cruces de importante avenida que cruzan Andrés Bello
• Retiro de escombros
• Daños en las demarcaciones

Finalmente, es importante destacar que este daño moral afectó directamente al patrimonio e inversión de todos aquellos vecinos que residen o trabajan en la comuna, desvalorizando sus propiedades, debido a la imagen poco atractiva que se mostró de Providencia durante los meses de limpieza e insalubridad que se debieron vivir a raíz del desborde.